sábado, 7 de diciembre de 2013

Día Nº 98: (4/21 días de Respiro) - Chau Pucho Dia 4.

Perdón a uno mismo:

Me perdono haber aceptado y haberme permitido sentirme arrepentido de haber tomado la decisión de dejar de fumar como desafío personal. Me perdono haber aceptado y haberme permitido manifestar ésta sensación de arepentimiento pensando "Pero, ¿Quién me mandó a tomar esta decisión?", como buscando alguien o algo a qué echarle la culpa. Me perdono haber aceptado y haberme permitido crear y entonces experimentar energéticamente la sensación de estar/querer exteriorizar ésta reacción de arrepentimiento a través del recuerdo/imaginación de estar pataleando/berrincheando cual niño que no entiende qué le pasa/experimenta dentro de sí y que no conoce otra manera de manifestarlo que no sea pataleando, gritando, llorando para que alguien lo oiga/vea lo frustrado, molesto que está dentro de sí.

Me pedono haber aceptado y haberme permitido tratar de sabotear mi propio proceso al pensar en que "un puchito, uno solo, es inofensivo". Me perdono haber aceptado y haberme permitido, a partir de lo anterior, imaginarme prendiendo un cigarrillo para influenciarme a mi mismo para llevar a cabo/satisfacer mis deseos. Me perdono haber aceptado y haberme permitido justificar mi imaginación/ mi deseo por fumar al permitirme sabotearme con el pensamiento de que "un puchito, uno solo, es inofensivo", lo cual es real -no me matará- pero carece de sentido, de prosósito en relación al desafío y al proceso de investigarme; siendo más para responder/atender a mis deseos, sensación de frustración por percibir más intensa la experiencia de realizar mi compromiso de lo que experimenté en los primeros días.

Me perdono haber aceptado y haberme permitido ser duro conmigo mismo al experimentar emociones/experiencias intensas con el pasar de los días donde creo que estoy haciendo "mal" al experimentarme así y donde pienso en lo que pensarán los demás de mi al leer un post sobre un posible "fracaso" (caída) si fumo. Me perdono haber aceptado y haberme permitido concebir la posbilidad de fumar/caer. Me perdono haber aceptado y haberme permitido creer que caer en el camino es sinónimo de fracaso,en el sentido de creer ser un bueno para nada que nunca cambiará. Me perdono haber aceptado y haberme permitido creer, pensar, concebir, definirme como un "bueno para nada" y que "nunca cambiaré".

Me perdono haber aceptado y haberme permitido creer que "no puedo fumar" al pensar en "el pucho que NO voy a PODER fumar" cada vez que he preparádome una infusión o antes de comer. Me perdono haber aceptado y haberme permitido vincular/relacionar el acto de alimentarme/nutrirme/comer, terminar-de alimentarme/nutrirme/comer, con el acto de fumar. Me perdono haber aceptado y haberme permitido creer que es inalterable mi vínculo/relación con  el acto de comer/alimentarme/nutrirme, y de creer que éste mismo acto siempre debe estar vinculado/relacionado al acto de fumar. Me perdono haber aceptado y haberme permitido creer que/pensar "NO PUEDO fumar", cada vez que estoy por comer/beber o cuando termino de comer, sin ver, darme cuenta y entender que SI Puedo fumar, el acto no es un problema/inconveniente real, mas el punto está en investigar por qué, para qué quiero/deseo, qué experimento/siento/pienso, etc cuando viene a mi el punto de querer prender un cigarrillo; qué creo me aporta el fumar en el momento que estoy pensando en prender un cigarrillo, etc.    

Me perdono haber aceptado y haberme permitido pensar/creer, percibir que la acción de Respirar "no es la misma" sin fumar. Me perdono haber aceptado y haberme permitido vincular/relacionar la acción de Respirar con la de Fumar como una sola acción "inseparable".
Me perdono haber aceptado y haberme permitido creer que el Simple acto de Fumar le da gracia/atractivo al Simple acto de Respirar. Me perdono haber aceptado y haberme permitido sentirme atraído, verle atractivo/gracia (y haber construid esta relación) al Simple acto de apoyo y asistencia del Respirar durante mi período como fumador de cigarrillos, y haber definido a éste hábito como la fuente del atractivo/gracia que creí (creé) tiene el simple hecho de Respirar. Me perdono haber aceptado y haberme permitido definir, creer que el Fumar le aporta atractivo/gracia al simple Hecho de Respirar. Me perdono haber aceptado y haberme permitido creer que el simple acto de Respirar debe tener alguna gracia/atractivo especial para realizarlo y ser consciente de mi mismo al vivirlo.
Me perdono haber aceptado y haberme permitido definir mi relación/vínculo con el cigarrillo como una relación atractiva/interesante, sin ver, entender y darme cuenta que el punto de partida para ésta relación/vínculo con el cigarrillo/acto habitual de fumar no fue de igualdad y unidad, sino que fue desde un punto de deshonestidad conmigo mismo y en separación de mi mismo al darle (al acto de fumar) valores en lo social y personal de forma inconsciente. Me perdono haber aceptado y haberme permitido creer que la decisión de fumar ha sido desde la expresión de mi mismo en y como la expresión de vida, en igualdad y unidad conmigo mismo, sin ver, darme cuenta y entender las relaciones/vínculos que existen en el hecho de haber sido introducido al cigarrillo y del desear participar del hábtido de fumar, donde entran en juego aspectos psicológicos, ambientales, socio-culturales, entre otros, que no dependen 100% de mi - pero donde sí depende de mi quién soy; con qué soy uno e igual como expresión incondicional de mi mismo.

Hasta aquí por hoy. Nos vemos en el próximo.

Gracias.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

ShareThis