domingo, 24 de noviembre de 2013

Día Nº 92: (11/21 días de Respiro) - Reacción (p2)

*(contexto)

- *Post escrito el día 23/11/2013 -

A raiz del episodio que relaté en mi post anterior me he dado cuenta de lo siguiente:

Ultimamente, o por lo menos estos últimos días he sido consciente de las veces que mi hna. ha dirigídose a mi en un sentido de reproche sobre por qué no hago/hice esto o aquello . Generalmente, el contexto es que, ella llega después de haber estado fuera de casa por un tiempo prolongado del día y, ni bien me ve, me dice: "¿Por qué no haces/hiciste esto o aqullello, Armando?" - sobre cosas en las que no me he comprometido a realizar y ni habíamos convenido en que yo me ocuparía. Y a mí esto "me saca", es decir: me molesta/enfada, me posee toda una energía pesada/negativa hacia mi hna., como si mi hna (de carne y hueso) no fuera más "mi hna de carne y hueso" sino que se convierte en la experiencia energética que yo Siento dentro mío a partir de haber interpretado sus palabras y su tono de voz de una forma en particular. Lo percibo como si me dijera "inútil/bueno para nada/inservible/vago" por no haber hecho algo que ella ha notado que hay para hacer. Hay ciertas tareas en las que sí, no colaboro, o no tanto como cuando vivía solo (lavar los platos o lo que yo ensucio, por ejemplo). Es cierto, podría ocuparme de alguna parte del que hacer - pero ella tampoco colabora mucho que digamos (según pienso yo, y lo que veo cuando estoy acá en casa, porque cuando estoy fuera, a lo mejor, sí se ocupa de cosas y yo, simplemente, no la veo...). Otra excusa es que "me ordena", no me sugiere o propone las cosas. Cuando pregunto por qué Yo debería hacerlo, me responde (en ocasiones) como si fuera obvio su razonamiento, como si su propio punto de vista debiera ser conocimiento/"cultura" general. (yo tmb. tengo este tipo de actitudes).

En suma, he notado que he estado reaccionando, en primera instancia, sutilmente durante estos episodios en que "me ordena" tal cual lo hizo en la sitaución descripta en el post anterior; pero en esta última participando de una reacción mayor. Puedo ver, también, que he ido acumulando reacciones pequeñas/"insignificantes" hasta formar una tensión interna que deribó en "la gran reacción" última, que ha sido más explosiva, tanto que puedo ver ahora (y pude en ese momento) cómo en un instante adopté/encarné una personalidad donde pasé de la reacción interna ("pasiva") a la externa ("activa") - aparte, recuerdo haber sido consciente de estar reaccionando cada vez más a medida que avanzábamos en la discusión, pero al mismo tiempo pensar algo así como que "me importa un carajo estar reaccionando, me tenes podrido (con tu actitud), y me quiero sacar de adentro esto - ¡dejame de joder!"; acompañado de las sensaciones físicas de tensión muscular, aumento de la temperatura corporal, tensión en la garganta al ir elevando la voz, falta de consciencia de mi respiración, aumento del ritmo cardíaco; falta de control de mi cuerpo, por ejemplo: caminar de aquí para allá como si fuera canalizando energía con el caminar. Sí, mierda desbordando por todos lados. Pero lo que encuentro rescatable es que sin excusa de por medio agarré el papel y el lápiz y comencé ésta serie.

En el próximo post compartiré más sobre este episodio. Ayer se ha cortado el servicio de internet al momento de escribir así que hoy habrá otra entrega. nos vemos aquí mismo.

Saludos!       

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

ShareThis