martes, 22 de octubre de 2013

Día Nº 66: No Pasa Naranja - Parte 2.

Continuación de post del día anterior.

Perdón a uno mismo:


Me perdono haber aceptado y haberme permitido creer que no tengo nada para escribir al participar del patrón sistemático de pensar "¿Sobre qué voy a escribir hoy? No paso nada significativo" durante distintos momentos del día.

Me perdono haber aceptado y haberme permitido No ver y darme cuenta del patrón de pensamiento del que participé y creé ha sido un punto que no me cuestioné en cuanto a lo que estuve aceptando y permitiendo de mi mismo como el pensar en tener algo en qué escribir, y dentro de lo cual no me permití ver y darme cuenta que no estaba Respirando-Aquí, en y como mi cuerpo físico a cada momento sino que transité mi día de manera automática sin ser consciente de mi mismo en cada momento, tomando cada pequeña participación en mi mente como algo normal / insignificante.

Me perdono haber aceptado y haberme permitido pre-ocuparme por un futuro cercano al pensar en qué escribiría en mi blog en lugar de permitirme estar prensente en y como mi cuerpo físico a través del Respiro, de manera que cuando llegue el momento de escribir mi blog exprese lo que es en el momento mismo, sin previa elaboración mental, mas siendo honesto conmigo mismo para investigar aquello que identifiqué como recurrente en mi mente durante mi aplicación diaria en y como el respiro.

Me perdono haber aceptado y haberme permitido No darme cuenta de que estuve acumulando un pensamiento tras otro de forma automática, sistemática y abusiva.

Me perdono haber aceptado y haberme permitido ser deshonesto conmigo mismo al deliberadamente no permitirme ver que no me apliqué con voluntad el Respiro a cada momento.

Me perdono haber aceptado y haberme permitido usar de excusa, como justificativo de creer en el patrón de pensar "no tengo nada que escribir", una película que econtré en la tv - que me ha gustado mucho la primera vez que la vi (justificativo).
Me perdono haber aceptado y haberme permtiido reacccionar positivamente al haber encontrado una película que me gusta, en tv, de manera automática, en lo que no me permiti darme cuenta de esta misma reacción positiva como la otra cara de la polaridad (negatvia) de la posterior reacción de sentir que "no tengo ganas de escribir".

Me perdono haber aceptado y haberme permitido creer ser el pensamiento sistemático "no tengo nada para escribir", que acumulado durante el día ,por mi reiterada participación, se convirtión en la base para exucasrme de realizar mi compromiso diario al sentir/pensar "no tengo ganas de escribir" una vez que encontré la pelicula de mi gusto (con la cual reaccioné positivamente y utilicé como justificativo de mi "falta de ganas de escribir"), creando así la polaridad entre escribir (-) y ver la tv -entretenerme- (+)

Hasta aquí, por el momento. Nos vemos aqui mismo en el proximo post.

Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

ShareThis