martes, 8 de octubre de 2013

Día 52: (D.19) Desafío "21 días de Respiro". Ruidos Molestos.


Hoy mientras lavaba los platos mi hermana se acercó hasta el lugar en donde me econtraba y accidentalmente se llevó por delante la puerta de la bajo mesada con la pierna, lo que produjo un sonido fuerte e intenso que disparó en mi el sentirme irritado y fastidoso -de forma breve pero intensa, y que pude detener mi participación a partir de la aplicación de la herramienta del respiro- por el ruido que ocasionó su presencia - a partir de lo que proyecte mi enojo/fastidio e irritación haca mi hermana por haber sido quien, por su accionar, ocasinó el pequeño accidente.



Perdón a uno mismo:

Me perdono haber aceptado y haberme permitido reaccionar en y como la expresión de fastidio e irritación al escuchar el ruido de la puerta de la bajo mesada chocando contra su marco.

Me perdono haber aceptado y haberme permitido crear mi existencia en y como la reacción de fastidio/irritación y molestia a partir de un simple ruido -intenso y molesto, si- pero que no es nada más que un simple ruido fuerte que, además, ha sido accidental.

Me perdono haber aceptado y haberme permtido desear, por un brevísimo instante, gritar, exteriorizar hacia mi hermana todo el fastidio, irritación y molestia que se disparó dentro de mí al haber sido sorprendido por un ruido fuerte.

Me perdono haber aceptado y haberme permitido resistirme, por un mínimo instante, a aplicar la herramienta del Respiro para dejar ir la reacción y permanecer aquí, en y como mi cuerpo físico humano.

Me perdono haber aceptado y haberme permitido imaginarme gritando o insultando para exteriorizar mi molestia, irritación y crispasión al haber sido sorprendido por un ruido fuerte, y dentro de esto, por querer gritar e insultar para que mi hermana sepa que el ruido realmente me hizo reaccionar e, indirectamente, que ellas es la razón de esta reacción por ser quien ocasionó el ruido fuerte, y que por eso todas esas emociones van, de alguna manera, dirigidas hacia ella.

Me perdono haber aceptado y haberme permitido No ver, entender y darme cuenta que detrás de ésta reacción hay un recuerdo que tiene relación con mi niñez en mi experiencia con dolores de oído frecuentes, y todos los miedos relacionados con revivir esa experiencia cuando niño.

En el próximo post estaré compartiendo la parte del recuerdo, la que estoy caminando en mi curso DIP-LITE.

Será hasta otro momento, Aquí Mismo.

Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

ShareThis